La Fiesta del Vino Nuevo de Moriles refuerza la oferta de Andalucía como destino enogastronómico

Jueves, 15 Noviembre 2018 20:40
Pulse para ampliar

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, asistió hoy a la presentación de la VIII edición de la Fiesta del Vino Nuevo de Moriles (Córdoba), un encuentro en el que se darán cita el 25 de noviembre bodegueros de la localidad para ofrecer el primer vino procedente de la recolección del año, y consideró esta cita como un ejemplo de la autenticidad de Andalucía como destino enogastronómico.

Fernández resaltó la “singularidad” de la producción vinícola de la zona, que certifica productos mundialmente conocidos, un aspecto que, según dijo, supone “una ventaja competitiva porque el nombre de Moriles es ya un referente”. En este sentido, apuntó su potencial de desarrollo turístico y apostó por aprovechar este patrimonio para crear “un producto diferenciador” y vinculado a la enogastronomía local. El consejero valoró que en Moriles ya se “está creando un producto” que evoluciona desde la actividad que tradicionalmente ha sustentado la economía local, como es la producción de vinos, hacia las “nuevas oportunidades” que ofrece el enoturismo, por lo que subrayó la labor desarrollada por el Ayuntamiento para incorporar a los bodegueros y empresarios a esta “fórmula de éxito”. Francisco Javier Fernández incidió en la importancia para Andalucía de este tipo de oferta de interior que “no tiene que presentarse como una oposición a la costa, sino como un complemento para seguir creciendo de una forma sostenible”, al tiempo que señaló su potencial de evolución en el futuro porque “responde a los nuevos gustos de la demanda, que quiere conocer lo que es auténtico en un destino”. Precisamente, apuntó que el segmento gastronómico constituye uno de los principales reclamos de la oferta Andalucía y motiva cada año la llegada a la región de 650.000 visitantes. Además, la restauración es el gasto que acapara la mayor parte del presupuesto del turista en el destino, con cerca del 40%. En las encuestas de satisfacción, los viajeros le otorgan a la gastronomía andaluza una valoración de 8,2 puntos sobre 10.

Sinergias

Este tipo de turismo presenta, asimismo, múltiples sinergias con otros segmentos a los que complementa. En este sentido, suele acompañar y atraer con facilidad a turistas cuya principal motivación se encuentra en otros segmentos (como el cultural o el de sol y playa). Igualmente, se trata de una tipología estratégica para combatir la estacionalidad de la actividad y conseguir fidelizar clientes hacia el destino. Por su parte, la alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, destacó como principales señas de la identidad y de la singularidad del municipio toda la actividad vinculada al mundo del vino y la Semana Santa, dos elementos que son un reclamo por su atractivo turístico y que están contribuyendo a la diversificación económica de la localidad y a la generación de riqueza y empleo. Durante su estancia en Moriles, el consejero también visitó el Centro de la Cultura del Vino del municipio, un espacio museístico que ofrece al visitante un recorrido por la tradición vitivinícola de la zona, y que además sirve como centro de formación, catas y maridajes, y mantuvo un encuentro con empresarios locales de los sectores de turismo, comercio y deporte en las instalaciones de Bodegas San Pablo.

Relacionadas

  • Ruta vinícola: Montilla-Moriles

    La Ruta del Vino Montilla-Moriles acuna olores, sabores, silencios… y un espléndido coctel de paisajes variopintos donde lomas onduladas de suelos blancos, albarizos, se suceden preñadas de verdes viñedos y plateados olivares. Lagares, bodegas y pueblos apretados, blancos, salpican estas tierras al sur de la provincia de Córdoba, el corazón de Andalucía.