Las monedas romanas de Tomares, en el Museo Arqueológico de Sevilla

Miércoles, 21 Diciembre 2016 19:46
Pulse para ampliar

La viceconsejera de Cultura, Marta Alonso, ha inaugurado en el Museo Arqueológico de Sevilla la exposición temporal ‘Descubriendo el tesoro de Tomares’, que mostrará por primera vez al público las monedas halladas en abril en esta localidad sevillana.

Se trata de uno de los hallazgos más importantes realizados en la provincia, el mayor conjunto de monedas romanas descubierto en España y uno de los mayores del mundo. La exposición podrá verse hasta el 10 de septiembre de 2017 en la sala de exposiciones temporales del Museo.

La exposición narra en diferentes unidades expositivas la historia contemporánea del tesoro, su descubrimiento y las líneas de trabajo del proyecto de investigación en curso. En ella, podremos ver 23 monedas ya intervenidas, limpias y estabilizadas, en las que se identifican los distintos emperadores bajo cuyo mandato se produjeron las monedas y los distintos reversos hasta ahora identificados. Además, y sólo durante el periodo navideño, se mostrarán 4 de las 9 ánforas selladas, que en enero serán retiradas para su estudio y conservación.

Desde que se produjo el hallazgo el pasado 27 de abril, la Consejería de Cultura, responsable de la gestión del Museo Arqueológico de Sevilla, se comprometió con la investigación y divulgación de este tesoro. Además, la consejera, Rosa Aguilar, anunció entonces públicamente que se organizaría una muestra para que la ciudadanía pudiera disfrutar de este extraordinario conjunto monetario, compuesto por 19 ánforas romanas que contienen más de 50.000 monedas del siglo IV d.C. principalmente, de las que se han contabilizado un total de 22.470. El resto permanece en el interior de 9 de las ánforas que han servido de contenedores del conjunto monetal.

 

La muestra

En la primera unidad expositiva de la muestra se narra cómo fue el hallazgo, cómo se protegió y cómo se trasladó el tesoro hasta su destino, el Museo Arqueológico, donde se custodia desde entonces, protegido y conservado de manera científica y segura. El conjunto ingresado se componía de 7 sacos con monedas pertenecientes a 8 ánforas; 9 ánforas cerámicas completas, cuyo contenido previsiblemente son monedas; 2 ánforas cerámicas semifragmentadas; y varios fragmentos anfóricos y otros materiales cerámicos.

A continuación, se describe el tesoro, sus elementos, cronología y características. Es en esta unidad donde los visitantes podrán contemplar muy de cerca algunas de las monedas. Varias están ya limpias y restauradas y otras se presentan tal y como aparecieron bajo tierra. De esta manera, el público podrá contemplar el tesoro tal y cómo se descubrió y tal y cómo queda tras el proceso de intervención científica. También en esta parte de la exposición se podrán observar de cerca las primeras ánforas, entre ellas la más fotografiada por los medios de comunicación de todo el mundo, aquella que aparece abierta, mostrando al mundo el tesoro de su interior.

La tercera parte de la muestra intentará responder a algunas preguntas sobre el origen del hallazgo, su entorno y ubicación, y las razones por las que estaba allí. A pesar de que esta línea de investigación está todavía en un estadio muy inicial, ya se conocen algunos datos sobre su contexto, gracias a una primera excavación arqueológica que ya se ha desarrollado sobre el terreno.

El público también podrá comprobar el impacto que tuvo la noticia del descubrimiento en todo el mundo. En todo tipo de medios, tanto en papel como digitales, en los medios de comunicación convencionales y en las redes sociales, la noticia recorrió los cinco continentes, literalmente, como podrán ver los visitantes en el audiovisual que recoge noticias de una treintena de países. La exposición concluye con una unidad dedicada al presente y futuro del tesoro, al proyecto de investigación que está en curso, los trabajos que ya se han realizado y se están realizando, y toda la labor que queda pendiente. Un inmenso trabajo científico de investigación, así como de divulgación, que se quiere compartir con la ciudadanía, destinataria última de todo este esfuerzo. En esta parte se podrán ver también, en primicia, otras cuatro ánforas, todas ellas selladas, que encierran todavía todos sus misterios. Sobre todo una de ellas, la única que es diferente al resto y cuyo contenido es un enigma.

Por último, se propone a modo de conclusión abierta, una mesa con reproducciones de noticias y resultados de la investigación en curso, con fotografías y diversos materiales de divulgación. El Museo Arqueológico de Sevilla, que ha dedicado un esfuerzo importante al acondicionamiento y salvaguarda del conjunto, desarrollará un papel activo en materia de investigación liderando un proyecto pionero de repercusión internacional e incorporando estrategias y alianzas con las instituciones responsables de la producción del conocimiento andaluz, universidades y centros de investigación.

 

Objetivo

Con esta exposición, la Consejería de Cultura, a través del Museo Arqueológico de Sevilla, quiere compartir con sus visitantes el compromiso con el futuro del tesoro, el inmenso trabajo que queda pendiente para revelar todos sus interrogantes y transmitir todo ese conocimiento a la ciudadanía haciéndoles partícipes de todo el proceso. Y es que desde el momento del descubrimiento, que tuvo un extraordinario alcance mediático a nivel mundial, el personal del Museo no ha dejado de trabajar, primero en las tareas de limpieza, análisis y catalogación de las monedas, y después en la organización de esta exposición y en el diseño de un plan de investigación para el conjunto monetario, de origen romano.

Gracias a esta muestra, el público podrá acercarse por primera vez al tesoro, un nuevo elemento del patrimonio cultural de Tomares, de Sevilla y de Andalucía, y podrá descubrir de primera mano muchos de sus secretos. El hallazgo se produjo el 27 de abril de 2016, cuando unos operarios que trabajaban en el parque metropolitano del Olivar del Zaudín, en el municipio de Tomares (Sevilla), descubrieron por azar un increíble conjunto de ánforas romanas llenas de monedas, en total más de 500 kilos, de valor y precio incalculables.

Relacionadas

  • Iniciación a la cata de aceite de oliva

    26 de enero de 2017